No al traslado de la estación de autobuses

22/05/2018

 

La Intermodal, ese nuevo fetiche que nos venden como la panacea del transporte público, es un truco de prestidigitación lingüística. El proyecto que hay sobre la mesa no es realmente una Intermodal, porque no habla de un edificio que atienda las necesidades de tren y autobús, sino de varios que están en la misma zona con lo que el mantenimiento de las diferentes moles será muy similar estén donde estén. Son dos estaciones cercanas, no una verdadera Intermodal. Tampoco es, como nos venden, una necesidad para la llegada del AVE, lo que se demuestra viendo que en Madrid, la ciudad con más líneas de Alta Velocidad de este país, no hay estación Intermodal sino un buen sistema urbano de transporte.

 

Hacer un nuevo edificio en una ubicación más incómoda es un disparate, un despilfarro de nuevo rico que va contra la economía y el sentido común. Los propios estudios de la Xunta reconocen que el actual edificio es muchísimo más accesible y que el 54% de los usuarios de la estación de autobús acuden andando mientras que un mísero 16% lo hacen a la de tren lo que demuestra sin lugar a dudas que la enorme pendiente de esta última influye muchísimo.

 

Los usuarios más habituales del autobús interurbano, que son estudiantes, jubilados y funcionarios, se verán abocados a depender de taxis u otros medios para llegar a la estación o a sus destinos, lo que encarece el viaje y además supone un engorro innecesario. Imaginen ya si hablamos de viajeros con maletas. Lo mismo ocurrirá con los turistas, que en lugar de bajarse frente a nuestra Muralla, Patrimonio de la Humanidad, lo harán a una distancia considerable y no por los metros sino por la terrible pendiente.

 

No se dejen cegar por las maquetas y las presentaciones suntuosas, piensen en lo que sería ir a coger los autobuses a donde está ahora la estación de tren, piensen en la comodidad de la estación actual… y si les quedan dudas sobre la importancia de la ubicación, piensen en el fracaso que supuso para el MIHL construirlo donde está.

 

La situación de nuestra estación de bus es un lujo ¡Ya les gustaría a muchas ciudades contar con una estación de transporte público en pleno centro! De hecho, si se fijan, las principales capitales europeas las tienen, y no hay que ir muy lejos para pensar en Atocha en Madrid, la Estación Victoria en Londres o Châtelet en París. La comodidad de bajarte del autobús en pleno centro e ir andando a tu destino no se compra con dinero.

 

Es cierto que la estación de autobuses necesita una reforma e incluso un replanteamiento en sus usos, pero los más de seis millones de euros previstos para la nueva estación darían sobradamente para remozar la actual y, con lo que sobra, construir en San Fernando el ansiado Museo de la Romanización.

 

Firma contra el traslado de la Estación de autobuses en Change.org en el siguiente enlace:

firmas.lugomonumental.es

 

Más información en:

estacionbus.lugomonumental.es

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Lugo Monumental rompe su techo con más de cien de empresas asociadas

November 7, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo